domingo, 12 de febrero de 2017

EDITORIAL. Villamandos libera a sus birrios de la horca.

El pueblo de Villamandos de la Vega situado al sur de la provincia de León celebró el pasado fin de semana la fiesta dedicada a su patrón, San Blas. Después de la recuperación de la Danza del Paloteo en la procesión realizada el año pasado, este año les quedaba por recuperar la segunda parte: "La Horca de los Birrios".


Las danzas de paloteo, como elementos de expresión simbólica, están relacionadas con  danzas ancestrales de lucha y confrontamiento de más que posible origen pagano; nos remiten a una cristianización temprana más activa por parte de cofradías y gremios que con el paso del tiempo fueron  incorporadas o asociadas a celebridades religiosas. En este proceso de cristianización los danzantes, con sus vestiduras blancas, representan la gracia, y los birrios recrean a personajes diabólicos que incitan, amenazan e incluso se muestran atrevidos e irreverentes.

Este tipo de danzas se practican  en numerosos pueblos no solo de la provincia de León, sino en numerosas localidades hispanas y mediterráneo europeas. Lo que resulta una característica destacable en Villamandos es la representación de la "Horca de los Birrios" que tiene lugar tres días después  de haber danzado en honor al Patrón, San Blas. 

Los Birrios, (El Birria y La Birria) son unos personajes grotescos, atrevidos, que acompañan a los danzantes portando careta así como badajo en mano, vistiendo de rojo y negro respectivamente, contrastando de esta manera con el traje blanco de los danzantes. La función principal de estos birrios es mandar y guiar a los ocho danzantes.

La Birria
El Birrio

LA HORCA DE LOS BIRRIOS
En este caso tres días después de haber danzado en honor de San Blas, los danzantes deciden capturar a los birrios para llevarlos a la horca, debido al mal trato al que han sido sometidos los danzantes durante los ensayos de la danza y en la danza misma al ser fustigados con el badajo al que se equivoca en la baila.

Una vez capturados, los birrios son llevados al carro por los danzantes donde está la horca. Con incienso los ahuman y con los cencerros los atruenan,  pero en el último momento cuando ya van a ser ahorcados el pueblo les perdona la vida. Los danzantes los desatan y todos saltan del carro, los birrios ya a cara descubierta, capturan uno a uno a los danzantes para reunirlos. El gentío aplaude a los birrios pues se garantiza que con todos los danzantes reunidos se asegura la danza para el próximo año.

Los birrios son capturados por los danzantes

Son llevados a la horca
En el carro donde está la horca los atan para que no se escapen.






El Birrio

La Birria
Los birrios luchan por su libertad

Pero los danzantes pueden con ellos
Durante el acto, el juez leyó algunas poesías de cómo surgió la idea de recuperar
la danza del paloteo.
El juez le pide al pueblo si dejan en libertad a los birrios. El pueblo les perdona
Ya liberados, con la cara descubierta.
Y con gran alegría saltan del carro para ir a por los danzantes.
Uno a uno los van capturando a todos






Y con todos los danzantes juntos otra vez, el pueblo está contento porque sabe
que para el próximo año volverán a danzar en honor de San Blas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada